miércoles, abril 22, 2009

El extraño caso de la Guinness

No me gusta la cerveza negra. Ni Guinness ni leches, pero a mi mujer si, así que el otro día decidió compartir una con mi hija. El caso es que al servirla en el vaso noté que tenía algo dentro. Primeramente pensé que mi nevera se había excedido en su cometido congelando parte del contenido, cosa rara. Pero después nos dimos cuenta de que se trataba de un trozo de plástico.



Desde Guinness nos dicen que se trata de un widget que utilizan combinado con Nitrógeno para que al echártela en el vaso el efecto sea el mismo que si te la tiraran en un PUB.

Pues a mi no me hace ninguna gracia, si quiero que me la tiren como en un PUB me voy a un PUB. Aparte de que no me mola demasiado tener una pieza de plástico flotando con el líquido que voy a ingerir, ¿donde está la cerveza que sacaron para meter esa mierda dentro?

2 comentarios:

P. dijo...

ya dándole ceveza a la niña ?? En ese caso dale Estrella Galicia hombre!!
Saludos!!!

estupidiario dijo...

Hay que internacionalizarla y cosmopolitizarla, meu. Además, son cosas de la madre, :-P