miércoles, abril 02, 2008

La bola entró, carallo

3 comentarios:

J.T. dijo...

Había visto las hostias que se daba el tenista este con aspecto de leñador pero no cuando el español se acerca a interesarse por él. Le da la risa. No es pa´menos. Si es que los hay brutiños... Yo todavía recuerdo al serbio aquel, creo que era en la liga griega de basket, que en pleno mosqueo se dio un cabezazo contra el soporte de la canasta y se quedó paralítico... Que malos son los subidones...

P. dijo...

Este tipo está flipado...Pues casi no le quedan raquetazos que darse...

Estamos vivos en la EuroLeague !

estupidiario dijo...

Al final creo que no quedara paralítico, eh.

Seguimos vivos, seguimos, aunque este martes...